¿Cuál es el mejor hierro para proteger el hogar?


Los tiempos que vivimos no dejan dudas sobre la necesidad de contar con mayor seguridad en nuestros hogares. La primera barrera de disuasión es un enrejado de apariencia robusta que desanime a potenciales amigos de lo ajeno.

Las rejas instaladas por fuera, dejan espacio libre dentro de la vivienda para abrir y cerrar puertas o ventanas.; es preferible ejecutarlas en barras redondas con diámetros no menores de ½ pulgada (½”), esto dificulta torcerlas con herramientas.

A simple vista, las rejas instaladas por fuera –si lucen suficientemente fuertes- embellecen la vivienda a la vez que la hacen lucir protegida.

Por otro lado, las rejas instaladas dentro son menos accesibles a los intrusos, quienes tendrían que forzar primero la ventana o puerta y luego luchar contra un enrejado cuya fortaleza desconocen por ser poco visible. Las rejas montadas en el interior pueden estar mejor ancladas y ser abisagradas, para que permitan salir de la vivienda en caso de algún siniestro que impida usar las puertas.

Es conveniente crear diseños atractivos, para no sentir la sensación de encierro de las barras tipo cárcel; en ese aspecto, puede ayudar mucho unir las barras empleando complementos que sean a la vez refuerzos y ornamentos.

La separación entre las barras debe permitir la vista, pero razonablemente ajustada, para evitar que los ladrones introduzcan herramientas entre ellas para torcerlas o romperlas.


Una opción puede ser emplear como elementos verticales, tubos de hierro galvanizados, unidos con planchuelas de acero y pintados a gusto. Los tubos redondos de hierro o acero de una pulgada de diámetro (1”), ofrecen un aspecto limpio y robusto y son más ligeros, pero igual de resistentes que las barras sólidas del mismo grosor.


En nuestros almacenes puedes encontrar una gran variedad de productos de acero y hierro.




Featured Posts